Estoy convencido que toda persona tiene capacidad para afrontar las situaciones que atraviesa y aprender de ellas. Todo depende de la actitud. (ver: “Mentalidad de Crecimiento”)

Nos da miedo, nos defendemos, nos atrincheramos en una estrecha franja de la conciencia sintiéndonos amenazados, nos identificamos con objetos (ya sean mentales, emocionales o físicos) mendigando un poco de felicidad, asumimos roles dependientes como víctimas o verdugos para buscar una ilusoria sensación de seguridad o cierta compensación que en nada nos ayudan a resolver nuestros conflictos (internos o externos son los mismos).

Los estados sin recursos personales son ilusorios.

Caemos en la creencia de que no los tenemos y hay que buscarlos fuera. Cuando dentro nuestro están todos los que necesitamos y siempre tuvimos. Sólo que los olvidamos o perdimos el acceso a ellos, ya que forman parte de esa otra Inteligencia Natural, Sabia e Inmanente de la que solemos vivir desconectados la mayor parte del tiempo.

Y creo en ello porque tengo, en mis procesos de crisis y transformación, experiencias de certeza sobre mis propias capacidades internas para aprender de las dificultades que atravieso y crecer con ellas. Así que confiando en mí mismo puedo confiar en los demás, en sus capacidades para resolver sus paradojas y atravesar sus ilusiones en busca de una verdad más grande, que ya no es la del pequeño ego, siempre preocupado en su supervivencia, tacaño, exclusivo, solitario, huidizo o agresivo.

Nadie va a ser tu gurú o tu SALVADOR. No lo esperes más.

Sólo puedes esperar que tal vez alguien, desde la amistad y el respeto a tu propia naturaleza, te acompañe un trecho y te inspire a encontrar tu propio poder interior.

Tenemos miedo a la oscuridad y también a la Luz. Nos da mucho miedo brillar. Pero siendo soles en lugar de lunas podemos brillar con luz propia, invitando a los demás a que se den permiso para brillar y ser soles también.

¿Te imaginas viviendo en una galaxia de soles diariamente en la que se comparte sin miedo la Luz y el calor?

Como amigos o hermanos, como madres o padres, como amigos, como maestros o profesores, como educadores o docentes, no olvidemos eso en relación a las personas con las que compartimos nuestras vidas. No olvidemos eso en relación a nuestros alumnos. Nosotros les aportamos instrucción y conocimientos. Pero podemos hacer algo más: inspirarlos para que sean personas más capaces, conscientes de su valor inherente y su poder para crear sus vidas, su resiliencia, fortaleza y talentos internos, desplegándolos en el gozoso anhelo de una vida más plena, llena de sentido y trascendencia.

En suma inspirar para alentar vidas significativas en las que el axioma “aprender a aprender” sea la base de la creatividad en el viaje de nuestras vidas.
Y para inspirar antes hay que estar inspirado, habiendo encendido ese fuego interior en tu propio corazón, encendiendo nuestra propia luz y viviendo alineados con ella.
Las cosas importantes no se enseñan, se irradian a los demás desde la propia presencia, actitud y comportamiento.

Deja de hablar; tus alumnos te están observando.

Estas son las bases del planteamiento de mis formaciones docentes:

“Cuando cambia el docente cambia la Educación”.

Aprovechemos las oportunidades que nos aporta la vida para seguir madurando, con los problemas, las crisis y las situaciones incómodas que no nos gustan. Las presiones pueden entenderse como problemas o pueden ser asumidas como desafíos y retos para mejorar.

El mundo necesita gente que ame lo que hace. La Educación también.

Frases para reflexionar:

La educación es el movimiento de la oscuridad a la luz.-Allan Bloom.

 

Cuando posees luz en el interior, la ves externamente.-Anaïs Nin.

 

Cada hombre debe decidir si va a caminar en la luz del altruismo creativo o en la oscuridad del egoísmo destructivo.-Martin Luther King, Jr.

 

Podemos perdonar fácilmente a un niño que tiene miedo de la oscuridad; la verdadera tragedia de la vida es cuando los hombres tienen miedo de la luz.-Platón.

 

La fe es el pájaro que siente la luz cuando el amanecer todavía está oscuro.-Rabindranath Tagore.

 

En ti se halla la luz del mundo, la única luz. Si eres incapaz de verla en ti mismo, es inútil buscarla en otra parte.-Mabel Collins.

 

-La sombra no existe; lo que tú llamas sombra es la luz que no ves.

Henri Barbusse.

 

Tienes que encontrar qué enciende la luz en ti para poder iluminar de tu manera el mundo.

Oprah Winfrey.

 

Las personas son como vidrieras. Tienen chispa y brillo cuando el sol está fuera, pero cuando la oscuridad se pone, su verdadera belleza se revela sólo si hay luz desde dentro.

Elisabeth Kübler-Ross